Máster Online en Big Data y Data Science de la UNED

Ya que muchos hablan de factores estratégicos en la sociedad, la economía, la empresa o el desarrollo profesional, quizá debemos recordar todas las razones por las que formarse en Big Data y Data Science es, hoy por hoy, la mejor inversión a corto plazo. La UNED cierra este 30 de noviembre la matrícula en uno de los programas más exitosos en la materia de entre todos los existentes en la Universidad pública española.

El análisis de grandes volúmenes de datos (con toda su carga de complejidad, velocidad de crecimiento, etc.) nos plantea unos desafíos a nivel de procesamiento y gestión que implican salirse de lo habitual. La estadística convencional, las típicas soluciones de visualización o las bases de datos relacionales desbordan en términos de capacidad, plasticidad o tiempo de trabajo. El criterio sobre cuándo una matriz de datos pasa a ser Big Data difiere de unos especialistas a otros, estos conjuntos de datos pueden variar entre los 30 y 50 terabytes a varios petabytes. Por supuesto, es conocido que, durante la persecución de la productividad, la eficacia, etc. se combinan datos estructurados en una base de datos relacional con el propio Big Data.

Las Administraciones, empresas o los equipos de investigación han venido a confirmar, mediante el Big Data, una verdad profunda de la construcción de conocimiento científico: que la exploración de una parte de la realidad donde transcurre nuestro modo de vida y la propia naturaleza puede revelar respuestas a preguntas que todavía no estaban formuladas. Lo que equivale a abordar los procesos organizativos y productivos desde perspectivas nuevas, desconocidas y a mayor profundidad.

Esos grandes volúmenes de datos suman y cruzan distintas codificaciones, que al ser investigadas podrían mostrar la pauta que todo investigador persigue. El objeto último de tal esfuerzo es la solución eficiente e imaginativa, la mejora de procesos, la dirección inteligente e incluso adelantarse a las dificultades, entre otros. En síntesis, cuando una organización o empresa trabaja con sus datos, está edificando sus propias oportunidades, proyectando su propio futuro y restando peso a la incertidumbre que caracteriza a los modos de producción típicos de nuestra época. Con el gran paradigma tecnológico del Big Data asistimos a la promesa de la racionalidad que planta cara al mito, al impulso subjetivo o a la posibilidad de fracaso que nunca deja de esperar un milagro que cambie las cosas.

De ahí que importantes científicos y otras voces calificadas pongan en los datos tantas esperanzas en lo referente a la lucha contra la pobreza, el cambio climático o las energías limpias, entre otros importantes cometidos.

En estos momentos está más o menos aceptado que trabajar con los datos puede sumar valor en cualquier proceso productivo. En concreto, esto se consigue reduciendo costes, por ejemplo, mediante proyectos de análisis que corren en la nube o tecnologías como Hadoop. Estos cambios se desenvuelven, igualmente, en la búsqueda de esquemas novedosos de negocio. En este sentido, Hadoop, por ejemplo, otorga una velocidad que viabiliza una mejor toma de decisiones, al combinarse con formas innovadoras de estudiar los datos. La mejora en la toma de decisiones, además, tiene la virtud de acumularse. En efecto, las organizaciones pueden generar un acervo, una experiencia aplicada a múltiples escenarios.

Pero también se suma valor cuando el análisis de datos permite detectar necesidades que marcan el norte en el diseño de nuevos productos y servicios o en la actualización de los existentes.

Algunos de los sectores que están permitiéndose una aceleración y maximización de sus procesos de trabajo y fórmulas organizativas, gracias al Big Data, son la industria farmacéutica, el turismo, las manufacturas, la publicidad, los transportes y la Administración. Precisamente, la mayor parte de estas áreas son abordadas en el programa de formación superior más robusto en Big Data y Data Science del momento, el desarrollado por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UNED, que en el 2020 tendrá ya su tercera edición, superando los 200 estudiantes entre el 2018 y el 2019.

Ver: ¿Por qué cursar este Programa de Experto, Especialista y Máster en Big Data y Data Science?

Cabe destacar que existen enfoques que quieren hacer al Big Data aplicable a la pequeña y mediana empresa. Es decir, que un profesional en esta área no tiene su lugar solamente en los grandes nodos de la cultura corporativa, al contrario, la pequeña y mediana organización pueden ofrecer unas importantes oportunidades para la investigación y la innovación en base a estas tecnologías.

El perfil que se busca estructurar, al prepararse en el manejo avanzado de datos, tiene mucho de metodología, interpretación y buena comunicación. Así, desarrollar o entrenarse en la capacidad de análisis, en la adaptabilidad del propio conocimiento y competencias a situaciones distintas y la habilidad para edificar y comunicar las interpretaciones y conclusiones se convierten en la medida de un cuadro profesional que está entre los más demandados del mercado laboral del mundo entero.

Máster Online en Big Data y Data Science de la UNED